Cuándo se recomienda un Masaje para Embarazadas?

El Masaje para Embarazadas es un masaje recomendado para aliviar las molestias físicas y psicológicas a partir del tercer mes de gestación.

Cómo se realiza el Masaje para Embarazadas?

El masaje a una mujer embarazada se realiza en una postura cómoda para que el bebé no sufra. Se puede realizar boca arriba o de lado. Para que no se produzca tirantez en la barriga mientras la mujer está tumbada, usaremos cojines y mantendrá las piernas con las rodillas flexionadas.

Donde se aplica el Masaje para Embarazadas?

En estos casos se trabajará los pies y las piernas para aliviar la carga adicional  que están soportando, y eliminaremos la retención de líquidos que aparece frecuentemente en estas zonas.

Ventajas del Masaje para Embarazadas

Es importante saber que durante el embarazo los hombros de la mujer se desarrollan, por ello se produce una sensación de pesadez, así que con un suave masaje de hombros y cuello descargaremos la tensión. 

El masaje de espalda se hará de forma global, ayudando a que la musculatura se relaje y que se adapte mejor a su nueva forma durante este estado.

Duración del Masaje para Embarazadas

El masaje para embarazadas tiene una duración mínima de 20 minutos y máxima de 45 minutos, siendo lo ideal repetir en sesiones semanales.

Reservar Masaje para Embarazadas

Olvídate del resto del mundo y descubre el placer de tener tiempo para ti misma

Reservar

Tipos de masajes, que puedes combinar según tus necesidades o preferencias

Beneficios para la mujer

  • Mejora la circulación
  • Alivia los dolores musculares (espalda, lumbares y piernas)
  • Previene la hinchazón y los calambres
  • Reduce la severidad de las nauseas
  • Ayuda a hacer la digestión y a dormir mejor
  • Combate el estrés y la ansiedad
  • Te prepara para la vuelta a la rutina tras el parto, aumentando la flexibilidad y mejorando el tono muscular

Beneficios para el bebé

  • Al mejorar la circulación, se producirá una mayor llegada de nutrientes a través de la sangre.
  • Al estar la mamá relajada, evitará que el estrés repercuta negativamente en el desarrollo de su hijo.
  • Estudios han demostrado que las madres que han recibido masajes durante el embarazo tienen bebés más tranquilos, que sufren menos cólicos y duermen mejor, aumentando más rápidamente de peso.

Información Adicional

Masajes para Embarazadas

El masaje para embarazadas, también se conoce como masaje pre-natal, y es una terapia que se dirige especialmente a las necesidades de la futura madre. Durante el embarazo, una mujer puede tener molestias derivadas del cambio que está experimentando su cuerpo. El volumen del cuerpo aumenta, gana peso y los cambios hormonales se traducen en molestias y dolores a nivel de la espalda, los hombros y cuello (músculo-esquelético), e igualmente en pies y piernas (circulatorio). Además, todos estos cambios suelen llegar junto con un cansancio o fatiga causado por la carga adicional.

Realizar masajes durante el embarazo permitirá aliviar mediante técnicas corporales todas estas molestias, mejorando el estado físico y emocional general de la futura madre y como consecuencia, la del niño. La técnica usada en este masaje va encaminada principalmente a que la madre y el bebé estén cómodos y seguros. Para ello tendrá su cuerpo bien apoyado durante todo el masaje con almohadas, cojines y mantas si es necesario.

En caso de realizarse el masaje con aceite, se usarán solo aceites vegetales como por ejemplo el de almendras dulces. Normalmente a las embarazadas no se les aplican aceites esenciales por precaución, ya que algunos podrían tener un efecto negativo sobre el bebé.

  • Algunas contraindicaciones a tener en cuenta en este masaje

    • Si es un embarazo de riesgo o se está en los tres primero meses de embarazo, consulte a su médico y haga saber a la masajista de su estado.
    • También hay ciertos puntos que pudieran estimular un parto prematuro, a través del reflejo con músculos pélvicos.
    • Evite el masaje si padece cualquier enfermedad en la que un masaje sea contraindicado o si su médico se lo ha aconsejado.